POEMAS SUELTOS
 
CARÁTULAS
Orilla (1961)
CUADERNO 1
LUIS HERNÁNDEZ CAMARERO (1941-1977)
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
poemas
Charlie Melnick (1962)
POEMAS SUELTOS
ARTICULOS
Las Constelaciones (1965)
ENTREVISTAS
ENLACES
HOMENAJES
POEMAS SUELTOS

ABEL, ABEL, QUÉ HICISTE DE TU HERMANO


Abel, Abel, qué hiciste de tu hermano,
Di, qué hiciste,
Con el talo de tu cuerpo siempre pito
Las sandalias lustradas y tus veintes.

No mirabas las ubres de las vacas
Ni el coloquio escondido de tus perros,
Sólo el humo de tu ofrenda que ascendía
Como ascienden las moscas hacia el cielo.

Sin embargo
Yo he visto a tu hermano y lo conozco
Persiguiendo la cólera entre vainas
Entre campos de trigo
Con los sucios vapores de su llanto
Reposando en la tierra
Como pronos cadáveres sin deudos
Dime entonces qué hiciste
Hoy que yace tu hermano tan al Este.
Tu' que nunca pensaste que para otro
Era duro de roer el Paraíso


En: Voces Intimas




EL JARDÍN


EL JARDÍN
Que hay en tus ojos
Tiene el color
De las tardes

Porque también
De fulgor...
La manera
Cómo besas
El tiempo
Tiene, aparte
Del Amor, el Sonido

De la leyenda
Imperceptible.

La forma misma
Con que la brisa
Te imita
Tiene la semejanza
Del recuerdo
O de la playa


Porque también
De fulgor
Y de playa
Y de jardín

Así el día oscurece
Tras tus ojos


En: Flowers




YO CONOZCO


YO conozco
De ti
Lo mejor

Tu conoces
De mí

He aquí que te he amado
A través
Del bello tiempo.

Y a través
Del peor

Y jamás
Con el sueño
Sino con el amor

En: El curvado universo
Imagen


EL CAPITÁN DEXTER


Digamos que eres un muchacho, que una noche azul de neblina sales a la ciudad. para encontrar diariamente lo inencontrable. Digamos que los vidrios burilados y el aserrín de los bares te llaman a la quietud. Y vas solo, infinitamente solo. Pero llevas contigo una flor que es extraña. La flor de lo que jamás fue tuyo: muchas veces el Amor es lejano.

El Capitán Dexter observó la red-spot del planeta Júpiter. Y luego el astro inmenso. Y sus lunas: los astros de Medicis. No sé cómo es el verso de Milton, pensó Dexter. Y recitó mentalmente, mientras corregía el rumbo mediente la ecuación de Lorenz.

Noche. Noche de esta
Tierra

Dí:

Quién eres tú
Eres el atardecer
De las praderas

O el País de Gales
Que he soñado
Cuando joven
Y soñaba


El resultado fue \/ 0 0.001 aproximadamente, pero Dexter con la experiencia de la juventud transformó el aproximadamente en algo exacto. En el fondo Dexter era un astronauta ample est simple direct dans l'expression de l'idèe.

Había sido entrenado en la Escuela de Astronautas Exteriores donde fueron sus maestros un indio navajo y un ex-profesor de Armonía Tonal, quien abandonó la música por las matemáticas puras.

Ce n'est past fortuitament que el capítulo concluya aquí.



En: El curvado universo


Y la poesía


Continúa mientras
Existe un Tiempo
Al cual, pleno de espejos,
De Agua, de rocío,
Elevamos hacia el aire.
Merced del Sol.
Es ésta. Y merced
Del corazón humano
Que no muere
Tiempo hay en Lima
De la bruma, tiempo
De la niebla, del sol,
Del fango, de la acacia,
Del césped, de la verde
Primavera que tanto
Hemos soñado
He aquí el Amor
Dijo un Poeta en Lima


En: La avenida del Cloro Eterno



SI VEO ANTE MÍ, DESCENDER

SI VEO ante mí, descender
¿O ascender?
Los ríos, flores del sol,
Las luces del Estadio
En medio de la bruma

En medio de la bruma
Sueño con la neblina
El humo el océano
Las rosas elevándose

En el áspera rama
Del estante umbrío
Del estanque claro
En Lima mi esbelta

Mi ciudad donde tu cuerpo
Mi ciudad donde tu alma
Y juntos y bebiendo
Los refrescos de la niebla

Viendo atardecer
Junto a la mar gigantesco
Que ha dejado
En el muelle cristalino

Donde anduve ...
De algo me hablas
Pero el estruendo de tu corazón
Te oculta



En: La playa inexistente



QUE ES LO QUE ELLOS

QUE es lo que ellos
saben del amor
y qué es lo que
ellos pueden comprender

Si no comprenden más
La Poesía que es
si no entienden la
Música, qué podrán
comprender de ésta
pasión comparada
la cual es la rosa
grosera y la violeta
tan sólo un trueno


En: Ultimo cuaderno
imagen
HOMENAJE A RAFAEL SANZIO


Señor
Ten Merced
De mi hijo
Porque él es epiléptico
Y sufre horrendamente
Porque muchas veces
Cae al agua

Y otras
Sobre el fuego

Y yo lo llevé
A tus discípulos
Mas ellos nada pueden

Este fue el último cuadro
De Rafael Sanzio
Antes de su muerte
El viernes santo de 1520
A la edad de 37