INTRODUCCIÓN
 
CARÁTULAS
Orilla (1961)
CUADERNO 1
LUIS HERNÁNDEZ CAMARERO (1941-1977)
INTRODUCCIÓN
BIOGRAFÍA
poemas
Charlie Melnick (1962)
POEMAS SUELTOS
ARTICULOS
Las Constelaciones (1965)
ENTREVISTAS
ENLACES
HOMENAJES
INTRODUCCIÓN

Imagen
DEBERÍA DECIR que descubrí a Lucho Hernández un día tal, pero la verdad es que él se me apareció a mí un sábado mientras hojeaba una revista y me dedicaba al mundano placer de un almuerzo.

"los laureles se usan / en los poetas/ y en los tallarines"

¡manya! ¿también se hacía poesía así en el Perú? a uno que le han machacado hasta la saciedad en el colegio con cosas tipo "vuelve mi palomita, vuelve a tu dulce nido" o "y la tristeza nadie me la supo enseñar" viene a descubrir que de ninguna manera la ironía, la irreverencia y el humor tenían que estar reñidos con la poesía. Claro, luego descubriría a Toño Cisneros y su absurdo oso hormiguero, pero por el momento Lucho había trastocado mi parnaso personal de vates solemnes de duro marmol por un (b)ate de carne y hueso que también bebía cerveza y detenía coches en medio de la pista "en nombre del arte" y le mentaba la madre a Ezra Pound.

Es por eso que después de haber buscado (quisiera decir intensamente) en bibliotecas, libreros de viejo y páginas web me vinieron las ganas de rendirle este pequeño homenaje al Gran jefe Un Lado del Cielo que me enseñó que amar a la raíz cuadrada de -1 es un amor irracional.

DÓNDE QUIERA QUE ESTÉS LUCHO.